Un mundo repleto de -wares

En informática es común encontrar terminología con el sufijo -ware. Etimológicamente, ware significa mercancía, producto, conjunto de utilidades.

Hace muchísimos años, los productos estaban únicamente dotados de un componente físico, el famoso hardware, pero con la aparición de las computadoras nació la necesidad de marcar la diferencia entre este primero y el componente lógico, el encargado de dar las instrucciones. Es entonces que se acuña, allá por los años 60, el término software, un juego de palabras claro y sencillo, donde se valieron de la antonimia de hard.

Pero estos dos términos fueron solo una pequeña muestra inicial de lo que sería un verdadero aluvión terminológico con este sufijo. Es que, hay que darle crédito, tiene una sonoridad agradable y es fácil de combinar.

A medida que las tecnologías fueron avanzando, también lo hizo este sufijo, que logró afianzarse cada vez más en el campo de la informática y las telecomunicaciones. Así nacieron términos como freeware (programas gratuitos), shareware (programa de uso gratuito a prueba durante un periodo), crippleware (una variedad de shareware en el que ciertas funciones aparecen inhabilitadas)…

La lista es prácticamente interminable y está formada por términos ocurrentes, divertidos y sumamente descriptivos o fáciles de deducir. Uno de mis términos favoritos es nannyware, que claramente hace referencia a los programas que impiden el acceso a determinados sitios de la web a los menores de edad, tal como lo haría una nanny, inglés para niñera. Pero hay otros términos también divertidos y ocurrentes, como crapware, donde crap (porquería o basura) es una clara referencia a los programas que no sirven para nada.

¿Y ustedes tienen un término informático favorito?

Eugenia Bartolomé

Traductora de inglés

6 thoughts on “Un mundo repleto de -wares

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

FacebookLinkedInInstagram